viernes, 5 de agosto de 2016

Comentarios, sonrisas, aplausos... The human touch

Hace unos días volaba a NY por American Airlines, seguramente ustedes, igual que yo, han dejado de hacer caso al "póngase el cinturón, las mascarillas saldrán, el chaleco está en"... bla bla bla... y solo pasan a ignorar esa voz automatizada que repite como merolico lo mismo de siempre. Era el típico vuelo de AA, mismo avión, mismos colores mismo spee... no, de pronto el speech de la sobrecargo atrajo mi atención como resorte  y no pude evitar mirarla. Era muy alta,  bonita, con pelo oscuro enormes ojos azules que te miraban cuando hablaba y al hablar iba diciendo cosas como "es un placer verlos hoy aquí". Un poco más tarde durante el servicio de bebidas la observé interactuar con los pasajeros; para cada uno tuvo una palabra amable, una sonrisa e incluso una broma para algunos. Les confesaré algo, me tenía encantada porque hace mucho no veía a alguien disfrutar el atender a las personas como ella, y más allá de eso, hacerlo con gracia y estilo. Pude ver en su solapa que se llamaba Jean. Lo mejor de todo vino cuando íbamos a aterrizar y caminó por el pasillo  diciendo algo como "Ha sido un placer servirles, y si les ha gustado el servicio agradecemos sus comentarios, sonrisas, aplausos. Sean felices y tengan una gran estancia y un excelente día donde quiera que vayan". Algunos aplaudieron y yo me quedé pensando en lo especial que esa mujer había hecho un vuelo común y corriente.
En este mundo que corre a toda velocidad, donde nunca hay tiempo para nada; detenerse un momento cambiar lo automatizado por algo más personal y hacer sentir a otros que son justo eso... personas, no solo un pasajero más, no solo la Sra. del 14C,  personas únicas, fantásticas, irrepetibles, es algo que nada puede pagar.
No importa qué tan buenos somos en lo que hacemos, no importa que tan tedioso se vuelve lo que hacemos, brindo porque nos acordemos más de la diferencia que hace el human touch que transforma un momento irrelevante en uno diferente y con suerte... especial.



Felices reflexiones...






domingo, 22 de mayo de 2016

Nuestra misión: La Belleza


Lunes, me levanto abrumada por cosas que han pasado el fin de semana y las semanas anteriores, yo estoy bien, mi familia esta bien, pero mi alma esta triste, es una de esas rachas en las que mil cosas dolorosas se dejan venir en montón y pasan por tu mente una y otra y otra vez. Me levanto, me arreglo, reviso los correos y los pendientes y me voy a mi entrevista.
De pronto me encuentro frente un hombre interesante, de brillantes ojos, y sonrisa amable, lentes, jeans, tenis y camisa. Relajado y accesible desde el minuto uno, comenzó a contarme sus andanzas. sus estudios de antropólogo su trayectoria como DJ, los conciertos en Playa del Carmen; la granja de permacultura y el hotel de concepto que abrió recientemente en Tulum.
También me cuenta como 10 años atrás  decidió hacerle caso a  una voz interna que le dijo "Compra semillas y plántalas". Pronto estaba preparando ensaladas con legumbres de su pequeño huerto y un poco más tarde certificándose en permacultura.
Ante la insistencia de amigos comenzó a dar clases y a desarrollar varios proyectos de huertos urbanos y azoteas verdes. De pronto se pone serio y me dice "yo sé que esta entrevista tiene la intención de inspirar, pero no te puedo decir mentiras; por años perseguí a delegados y políticos —me enseña una portada de un periódico ya viejo en la que M.A. Mancera anuncia que La CDMX seguirá los pasos de Brooklyn en esta tendencia de permacultura— Intenté presentarles proyectos para la ciudad que incluían el aprovechamiento de terrenos baldíos, azoteas y espacios desaprovechados; me he enfrentado con todo tipo de trabas, ya me cansé. No soy revolucionario y mi único activismo es plantar semillas y que salgan plantas y no pienso regalarles mi hígado. Tengo un hijo de dos años y otro en camino y el año que entra me iré a vivir a Canadá donde podré hacer las cosas que quiero".

Salgo de ahí pensando "uno más que perdemos porque el sistema le quita las ganas de hacer algo increíble y tan necesario para esta ciudad. Pero lo entiendo, quizá yo haría lo mismo si estuviera en esa posición y pudiera irme. Al final del día las personas que tienen ese espíritu de hacer cosas increíbles brillarán donde vayan y la semilla que sembró en sus más de 1000 alumnos continuará creciendo.

Jueves, una entrevista deliciosa con un hombre que no solo es extremadamente inteligente sino también encantador, pero esa no la hago yo, solamente intervengo de pronto, coordino al fotógrafo, checo fotos y escucho a Borja formular las preguntas y lo mejor, escucho las respuestas con mucha atención, mientras voy pensando en lo que dice. Se acaba el tiempo y le hacemos la última pregunta : ¿cómo educas para lograr un país mejor? ¿qué haces tú en tu casa?.  Empieza su respuesta diciendo "esta es probablemente la pregunta más difícil de la entrevista"... se queda pensando unos segundos y continua "hace un tiempo leí un libro que me gustó mucho se llama The Compass of pleasure  (La Brújula del Placer), por supuesto va pasando por cosas obvias como: la comida, el sexo, etc... pero para mi, el capítulo más importante del libro es el que habla de "Hacer el bien". Hay una parte del cerebro humano que se activa y que siente sensaciones de placer haciendo lo correcto y me atrevería a lanzar la hipótesis de que existe mucha gente que no ha tenido la experiencia de sinapsis neuronales de placer haciendo el bien, Si tú educas a tus hijos para que su prioridad cada noche sea apagar la luz, meterse a la cama y  dormir en paz y con la conciencia tranquila y pueden sentir que hicieron algo para dejar las cosas mejor de lo que las encontraron y al mismo tiempo encuentran en ello un goce muy privado, si logras eso creo que en lo demás que puedas tener éxito o fracasar como papá... sale sobrando".

Como después de cada entrevista salgo pensando y me doy cuenta de que sin importar cuanto puedan revolverse en nuestra mente las escenas de esta lucha cotidiana entre la luz y la oscuridad del corazón humano,  nuestra misión es encontrar la belleza dentro de ese caos y  poder transmitirla a quienes nos rodean y cambiar el foco y la dirección de las cosas. Nuestra misión es no dejar de ver la luz que de pronto parece ocultarse tras unas nubes muy negras y traerla hacia el frente porque como dice una de mis frases favoritas, Cuando está nublado, no queda más que ser sol...

"de ese viaje hacia la nada que consiste en la certeza de encontrar en tu mirada... La Belleza"

Felices reflexiones...






domingo, 17 de abril de 2016

Desconectados...

La noticia de la desaparición de Ana Cris de 19 años, hija de una compañera de la prepa, y su novio,, corre como la pólvora por las redes sociales desde hace dos días. Como siempre pasa en estos casos hay un hermetismo entendible por las averiguaciones, temas de seguridad, etc. que hay que considerar en los casos de desaparición de personas y que competen solo a la familia y los más allegados y a los demás solo nos queda unirnos en oración para que vuelva sana y salva con su familia.  Alguien convoca a una misa por el regreso de Ana cris y asisto con unas amigas.  Muchos de sus amigos están ahí, jóvenes aún incrédulos e impresionados de que su amiga haya desaparecido así algunos incluso lloran. Empieza la misa y  el padre menciona las intenciones por las que se ofrece, yo ahí muy sentadita, observando a las personas y escuchando al sacerdote... 1a. lectura, salmo, 2a. lectura, evangelio y llegamos al sermón. El párroco empieza a hablar; habla del buen pastor, del rebaño, de las ovejas buenas; de que los padres debemos ser buenos pastores, de que los hijos deben ser buenas ovejas y ya para ese momento yo estoy  enloqueciendo con el speech Really?, ni una palabra a los jóvenes? pues no, nunca menciona el motivo por el que muchos estamos ahí, no habla, sobre la fe, la fortaleza que Dios nos da en los momentos difíciles o sobre el mismo buen pastor que en todo momento cuida a sus ovejas. A cada palabra voy recordando los motivos por los que dejé de ir a misa. De pronto se me ocurre que muchos padrecitos deberían tomar el workshop de técnicas de presentación de Rul Cardós... ¿Cuál es la idea?, dilo en corto, hay que conectar con quienes te oyen, nada de blablabla y de repetir y de repetir y de repetir lo mismo, lo mismo, lo mismo varias veces...Pero el padrecito sigue hablando, habla del seminario, le hace preguntas a los fieles sobre qué tipo de sacerdotes les gustaría tener y sigue sin conectar un segundo con los sentimientos de los asistentes que, estoy segura, hubieran volcado su atención en él si hubiera tenido la inteligencia y sensibilidad de adecuar su mensaje a las circunstancias. Largo, aburrido y sin conexión salgo entre de malas y frustrada pensando en esta oportunidad perdida de transmitir un mensaje que cale, que conecte, que deje algo bueno y profundo; en este no prestar atención a nuestro entorno, a las personas, a sus necesidades y deseos, a sus sueños. Una de las cosas que el mundo necesita hoy más que nunca es personas que conecten con las otras desde el corazón, empatía, ojos que se encuentren y caras que se devuelvan sonrisas que nos reafirmen, actitudes y palabras que nos digan ¡eres importante!   yo soy otro tú y tu eres otro yo o como dijeran los mayas... IN LAK'ECH HALA KEN

Felices reflexiones...




lunes, 11 de enero de 2016

Un mundo sin Bowie...

Estaba oscuro aún cuando abrí los ojos y en mi camino al baño tomé el celular para mirar la hora, 5:30 y un mensaje de Whaap del Sr. Fatal "se nos adelantó Bowie" me senté ...¿cómo? si apenas el viernes había celebrado su cumpleaños con el lanzamiento de su nuevo disco, ¡69 no es tan grande!. Pero el cáncer es imparable y ni siquiera este hombre que cayó a la tierra pudo con él. Se fue y lo hizo de esa forma tan suya con su Blackstar y el astronauta muerto del principio en el video, una elegante forma de anunciar su partida. ¿Cómo se vive en un mundo sin Bowie? supongo que muchos se hicieron esa pregunta cuando murieron Mercury o Lennon, o alguien más que para ellos haya sido un referente cultural durante toda su vida. Y es que aún cuando jamás fui la fan número uno ni conozco toda su discografía de memoria; mi admiración por Bowie, como la de muchos, va mucho más allá de la música, ¿Quién como Bowie podía expresar tanto en absolutamente todo lo que hacía y en cada aspecto de su propia persona? ¿quién tiene esa capacidad camaleónica de reinventarse y estar en permanente revolución? no se me ocurre nadie y siento un hueco en la panza. El espacio vacío que dejan los genios cuando se van que al mismo tiempo está lleno de sus obras, su talento, y su genio una prueba irrefutable de las muchas caras de la perfección de Dios. 

Buen viaje David Bowie...El mundo te extrañará.



miércoles, 6 de enero de 2016

El placer de salirse de la raya...

Una de las cosas que amo hacer y más me ilusionan es perderme en los museos de arte , pasar horas viendo cuadros, instalaciones, esculturas, mientras me hago preguntas sobre el autor y la obra. Como muchos de ustedes saben me gusta dibujar con plumones, no soy ninguna gran artista pero disfruto hacer cosas locas, medio surrealistas, medio naive. Me divierte esconder mensajes en mis dibujos, cosas que probablemente nadie verá o entenderá más que yo...  Es un tipo de rito mágico para guardar momentos de vida que quisiera no olvidar nunca porque significan algo especial. Algo así como los Mamuts heridos con flechas en las cuevas de Lascaux, que los hombres de la prehistoria hacían para atrapar al animal en su mente y asegurar una caza exitosa.  Es por esto mismo que amo imaginar y especular sobre las intenciones de un autor cuando su arte me atrapa, ¿se estaría burlando de algo?, ¿estaría muriendo de dolor, o de deseo o de amor por alguien? y así puedo pasar el día entero saltando de una pregunta a una forma, a una línea, a un color...
Me encantan los días que se dan solos, esos que no planeas y salen como si lo hubieras hecho; hoy tuve uno de esos días porque vi una gran exposición de uno de mis periodos favoritos en la historia del arte que es el de las vanguardias de la primera mitad del Sig. XX.  
Una de las frases que más recuerdo de mi madre a lo largo de la vida es "son muy modernos" cuando hablaba de alguien cuyas costumbres o manera de ser salían de lo tradicional o "esos modernismos no me gustan", mi padre prefirió siempre observar a los demás sin apresurarse a juzgar y hasta me atrevería a decir que le divertía ver a personas diferentes. Yo tuve así una educación tradicional en colegios de monjas y puedo decir que la disfruté, nunca fui la rebelde de la manada y siempre detesté  la confrontación; quizá sea por eso que este periodo, la gran época de los ismos el modernismo, el surrealismo, el futurismo, el dadaísmo y todos los otros ismos. me atrapa y me fascina tanto. A estas alturas de mi vida,  en que mi mundo ha crecido mucho me he convertido en una cincuentona medio rebelde que disfruta pintar fuera de las líneas. Me gusta imaginar a los hombres y mujeres que rompieron con los cánones y las reglas observadas hasta entonces, cosas que aún hoy pueden parecer escandalosas, esos  provocadores que retaron, cuestionaron, se burlaron y reinventaron la realidad; que hicieron que el mundo levantara la ceja  ante sus excentricidades y reconociera que hay muchas maneras diferentes de verla. Ellos nos dieron la fuerza de su pensamiento, de sus circunstancias externas y sus conflictos internos y esa curiosidad que los llevó a expresar la realidad más allá de lo que sus ojos podían ver. Ellos, los valientes que vivieron provocando a las mentes tradicionales y a sus esquemas rígidos y conservadores que dibujaban solo dentro de la línea y se limitaban a reproducir la imagen del mundo sin cambiar nada. Ellos plasmaron un mundo diferente, más complejo pero más fascinante y nos atraparon en sus obras para siempre porque como bien dijera André Bretón...
“Para gran escándalo de los unos, bajo el ojo apenas menos severo de los otros, levantando su peso de alas, tu libertad” 
Un aplauso a "Los Modernos", un aplauso al MUNAL y una recomendación para que se dejen seducir por ellos y por la mágica sensación de libertad de salirse de la raya .


A cada tiempo su arte, al arte su libertad.

Felices reflexiones...