jueves, 27 de noviembre de 2014

El amor nuestro de cada día...

Amanece en Manhattan y desde mi ventana puedo ver la emblemática figura del Empire State y las lucecitas que le dan ese toque de magia a las fotos nocturnas de la Gran Manzana y respiro y me siento feliz de estar aquí, de saber que el mini Fatal duerme en la habitación de junto con su mejor amigo al que no había visto desde septiembre cuando se vino a estudiar a NY.
Dos años y medio son tan poco y a la vez tanto, ese es el tiempo que ha pasado desde la última vez que estuve aquí, en esta ciudad tan mágica de la que todo mundo tiene recuerdos aunque sean solo cinematográficos...
Anoche cene con Fina, una de mis mejores amigas, han pasado 16 años desde que se mudó a vivir acá     y cada visita siempre es un deleite.... Cenamos en Omar's uno de esos Speak Easy súper chic en la 9a.
y nos enfrascamos en millones de pláticas interminables que caben en una sola, esa que empezamos hace años en las escaleras de McCann cuando los elevadores se descomponían y decidimos ser amigas. Ayer no fue la excepción... Recuento de lo que ha pasado desde la última vez y siempre, invariablemente, hablar del amor, de los hombres - porque como siempre decimos de broma   ¿qué hay otros temas?- de los padres, de los hermanos y los amigos, de México...la cuestión es que sin importar de quién se trate el tema siempre es el amor...

Acaba la cena y caminamos un rato. tomamos el metro, llegó a la parada de la 34 y nos despedimos, camino de regreso al departamento, hace frío pero es tolerable y ha dejado de llover y camino pensado en todo lo que hablamos, en como el amor en todas sus formas es invariablemente un acto de voluntad en el que el "happy ever after"  sin importar de qué tipo de relación familiar, de amistad o de pareja hablemos, se construye cada día con los momentos buenos que nos sostienen durante los no tan buenos... Y es que aún tratándose de tu padre, tu amiga, tu pareja,un hijo o incluso tu país...el amor nunca está garantizado y es nuestra chamba hacer que viva y crezca o se estanque y sea solo una costumbre rutinaria.
Hoy  es día de gracias y me parece que es un buen día para agradecer el amor... Ese amor nuestro de cada día que hace que la vida tenga sentido.

Felices reflexiones...