domingo, 22 de mayo de 2016

Nuestra misión: La Belleza


Lunes, me levanto abrumada por cosas que han pasado el fin de semana y las semanas anteriores, yo estoy bien, mi familia esta bien, pero mi alma esta triste, es una de esas rachas en las que mil cosas dolorosas se dejan venir en montón y pasan por tu mente una y otra y otra vez. Me levanto, me arreglo, reviso los correos y los pendientes y me voy a mi entrevista.
De pronto me encuentro frente un hombre interesante, de brillantes ojos, y sonrisa amable, lentes, jeans, tenis y camisa. Relajado y accesible desde el minuto uno, comenzó a contarme sus andanzas. sus estudios de antropólogo su trayectoria como DJ, los conciertos en Playa del Carmen; la granja de permacultura y el hotel de concepto que abrió recientemente en Tulum.
También me cuenta como 10 años atrás  decidió hacerle caso a  una voz interna que le dijo "Compra semillas y plántalas". Pronto estaba preparando ensaladas con legumbres de su pequeño huerto y un poco más tarde certificándose en permacultura.
Ante la insistencia de amigos comenzó a dar clases y a desarrollar varios proyectos de huertos urbanos y azoteas verdes. De pronto se pone serio y me dice "yo sé que esta entrevista tiene la intención de inspirar, pero no te puedo decir mentiras; por años perseguí a delegados y políticos —me enseña una portada de un periódico ya viejo en la que M.A. Mancera anuncia que La CDMX seguirá los pasos de Brooklyn en esta tendencia de permacultura— Intenté presentarles proyectos para la ciudad que incluían el aprovechamiento de terrenos baldíos, azoteas y espacios desaprovechados; me he enfrentado con todo tipo de trabas, ya me cansé. No soy revolucionario y mi único activismo es plantar semillas y que salgan plantas y no pienso regalarles mi hígado. Tengo un hijo de dos años y otro en camino y el año que entra me iré a vivir a Canadá donde podré hacer las cosas que quiero".

Salgo de ahí pensando "uno más que perdemos porque el sistema le quita las ganas de hacer algo increíble y tan necesario para esta ciudad. Pero lo entiendo, quizá yo haría lo mismo si estuviera en esa posición y pudiera irme. Al final del día las personas que tienen ese espíritu de hacer cosas increíbles brillarán donde vayan y la semilla que sembró en sus más de 1000 alumnos continuará creciendo.

Jueves, una entrevista deliciosa con un hombre que no solo es extremadamente inteligente sino también encantador, pero esa no la hago yo, solamente intervengo de pronto, coordino al fotógrafo, checo fotos y escucho a Borja formular las preguntas y lo mejor, escucho las respuestas con mucha atención, mientras voy pensando en lo que dice. Se acaba el tiempo y le hacemos la última pregunta : ¿cómo educas para lograr un país mejor? ¿qué haces tú en tu casa?.  Empieza su respuesta diciendo "esta es probablemente la pregunta más difícil de la entrevista"... se queda pensando unos segundos y continua "hace un tiempo leí un libro que me gustó mucho se llama The Compass of pleasure  (La Brújula del Placer), por supuesto va pasando por cosas obvias como: la comida, el sexo, etc... pero para mi, el capítulo más importante del libro es el que habla de "Hacer el bien". Hay una parte del cerebro humano que se activa y que siente sensaciones de placer haciendo lo correcto y me atrevería a lanzar la hipótesis de que existe mucha gente que no ha tenido la experiencia de sinapsis neuronales de placer haciendo el bien, Si tú educas a tus hijos para que su prioridad cada noche sea apagar la luz, meterse a la cama y  dormir en paz y con la conciencia tranquila y pueden sentir que hicieron algo para dejar las cosas mejor de lo que las encontraron y al mismo tiempo encuentran en ello un goce muy privado, si logras eso creo que en lo demás que puedas tener éxito o fracasar como papá... sale sobrando".

Como después de cada entrevista salgo pensando y me doy cuenta de que sin importar cuanto puedan revolverse en nuestra mente las escenas de esta lucha cotidiana entre la luz y la oscuridad del corazón humano,  nuestra misión es encontrar la belleza dentro de ese caos y  poder transmitirla a quienes nos rodean y cambiar el foco y la dirección de las cosas. Nuestra misión es no dejar de ver la luz que de pronto parece ocultarse tras unas nubes muy negras y traerla hacia el frente porque como dice una de mis frases favoritas, Cuando está nublado, no queda más que ser sol... "de ese viaje hacia la nada que consiste en la certeza de encontrar en tu mirada... La Belleza"

Felices reflexiones...






domingo, 17 de abril de 2016

Desconectados...

La noticia de la desaparición de Ana Cris de 19 años, hija de una compañera de la prepa, y su novio,, corre como la pólvora por las redes sociales desde hace dos días. Como siempre pasa en estos casos hay un hermetismo entendible por las averiguaciones, temas de seguridad, etc. que hay que considerar en los casos de desaparición de personas y que competen solo a la familia y los más allegados y a los demás solo nos queda unirnos en oración para que vuelva sana y salva con su familia.  Alguien convoca a una misa por el regreso de Ana cris y asisto con unas amigas.  Muchos de sus amigos están ahí, jóvenes aún incrédulos e impresionados de que su amiga haya desaparecido así algunos incluso lloran. Empieza la misa y  el padre menciona las intenciones por las que se ofrece, yo ahí muy sentadita, observando a las personas y escuchando al sacerdote... 1a. lectura, salmo, 2a. lectura, evangelio y llegamos al sermón. El párroco empieza a hablar; habla del buen pastor, del rebaño, de las ovejas buenas; de que los padres debemos ser buenos pastores, de que los hijos deben ser buenas ovejas y ya para ese momento yo estoy  enloqueciendo con el speech Really?, ni una palabra a los jóvenes? pues no, nunca menciona el motivo por el que muchos estamos ahí, no habla, sobre la fe, la fortaleza que Dios nos da en los momentos difíciles o sobre el mismo buen pastor que en todo momento cuida a sus ovejas. A cada palabra voy recordando los motivos por los que dejé de ir a misa. De pronto se me ocurre que muchos padrecitos deberían tomar el workshop de técnicas de presentación de Rul Cardós... ¿Cuál es la idea?, dilo en corto, hay que conectar con quienes te oyen, nada de blablabla y de repetir y de repetir y de repetir lo mismo, lo mismo, lo mismo varias veces...Pero el padrecito sigue hablando, habla del seminario, le hace preguntas a los fieles sobre qué tipo de sacerdotes les gustaría tener y sigue sin conectar un segundo con los sentimientos de los asistentes que, estoy segura, hubieran volcado su atención en él si hubiera tenido la inteligencia y sensibilidad de adecuar su mensaje a las circunstancias. Largo, aburrido y sin conexión salgo entre de malas y frustrada pensando en esta oportunidad perdida de transmitir un mensaje que cale, que conecte, que deje algo bueno y profundo; en este no prestar atención a nuestro entorno, a las personas, a sus necesidades y deseos, a sus sueños. Una de las cosas que el mundo necesita hoy más que nunca es personas que conecten con las otras desde el corazón, empatía, ojos que se encuentren y caras que se devuelvan sonrisas que nos reafirmen, actitudes y palabras que nos digan ¡eres importante!   yo soy otro tú y tu eres otro yo o como dijeran los mayas... IN LAK'ECH HALA KEN

Felices reflexiones...




lunes, 11 de enero de 2016

Un mundo sin Bowie...

Estaba oscuro aún cuando abrí los ojos y en mi camino al baño tomé el celular para mirar la hora, 5:30 y un mensaje de Whaap del Sr. Fatal "se nos adelantó Bowie" me senté ...¿cómo? si apenas el viernes había celebrado su cumpleaños con el lanzamiento de su nuevo disco, ¡69 no es tan grande!. Pero el cáncer es imparable y ni siquiera este hombre que cayó a la tierra pudo con él. Se fue y lo hizo de esa forma tan suya con su Blackstar y el astronauta muerto del principio en el video, una elegante forma de anunciar su partida. ¿Cómo se vive en un mundo sin Bowie? supongo que muchos se hicieron esa pregunta cuando murieron Mercury o Lennon, o alguien más que para ellos haya sido un referente cultural durante toda su vida. Y es que aún cuando jamás fui la fan número uno ni conozco toda su discografía de memoria; mi admiración por Bowie, como la de muchos, va mucho más allá de la música, ¿Quién como Bowie podía expresar tanto en absolutamente todo lo que hacía y en cada aspecto de su propia persona? ¿quién tiene esa capacidad camaleónica de reinventarse y estar en permanente revolución? no se me ocurre nadie y siento un hueco en la panza. El espacio vacío que dejan los genios cuando se van que al mismo tiempo está lleno de sus obras, su talento, y su genio una prueba irrefutable de las muchas caras de la perfección de Dios. 

Buen viaje David Bowie...El mundo te extrañará.



miércoles, 6 de enero de 2016

El placer de salirse de la raya...

Una de las cosas que amo hacer y más me ilusionan es perderme en los museos de arte , pasar horas viendo cuadros, instalaciones, esculturas, mientras me hago preguntas sobre el autor y la obra. Como muchos de ustedes saben me gusta dibujar con plumones, no soy ninguna gran artista pero disfruto hacer cosas locas, medio surrealistas, medio naive. Me divierte esconder mensajes en mis dibujos, cosas que probablemente nadie verá o entenderá más que yo...  Es un tipo de rito mágico para guardar momentos de vida que quisiera no olvidar nunca porque significan algo especial. Algo así como los Mamuts heridos con flechas en las cuevas de Lascaux, que los hombres de la prehistoria hacían para atrapar al animal en su mente y asegurar una caza exitosa.  Es por esto mismo que amo imaginar y especular sobre las intenciones de un autor cuando su arte me atrapa, ¿se estaría burlando de algo?, ¿estaría muriendo de dolor, o de deseo o de amor por alguien? y así puedo pasar el día entero saltando de una pregunta a una forma, a una línea, a un color...
Me encantan los días que se dan solos, esos que no planeas y salen como si lo hubieras hecho; hoy tuve uno de esos días porque vi una gran exposición de uno de mis periodos favoritos en la historia del arte que es el de las vanguardias de la primera mitad del Sig. XX.  
Una de las frases que más recuerdo de mi madre a lo largo de la vida es "son muy modernos" cuando hablaba de alguien cuyas costumbres o manera de ser salían de lo tradicional o "esos modernismos no me gustan", mi padre prefirió siempre observar a los demás sin apresurarse a juzgar y hasta me atrevería a decir que le divertía ver a personas diferentes. Yo tuve así una educación tradicional en colegios de monjas y puedo decir que la disfruté, nunca fui la rebelde de la manada y siempre detesté  la confrontación; quizá sea por eso que este periodo, la gran época de los ismos el modernismo, el surrealismo, el futurismo, el dadaísmo y todos los otros ismos. me atrapa y me fascina tanto. A estas alturas de mi vida,  en que mi mundo ha crecido mucho me he convertido en una cincuentona medio rebelde que disfruta pintar fuera de las líneas. Me gusta imaginar a los hombres y mujeres que rompieron con los cánones y las reglas observadas hasta entonces, cosas que aún hoy pueden parecer escandalosas, esos  provocadores que retaron, cuestionaron, se burlaron y reinventaron la realidad; que hicieron que el mundo levantara la ceja  ante sus excentricidades y reconociera que hay muchas maneras diferentes de verla. Ellos nos dieron la fuerza de su pensamiento, de sus circunstancias externas y sus conflictos internos y esa curiosidad que los llevó a expresar la realidad más allá de lo que sus ojos podían ver. Ellos, los valientes que vivieron provocando a las mentes tradicionales y a sus esquemas rígidos y conservadores que dibujaban solo dentro de la línea y se limitaban a reproducir la imagen del mundo sin cambiar nada. Ellos plasmaron un mundo diferente, más complejo pero más fascinante y nos atraparon en sus obras para siempre porque como bien dijera André Bretón...
“Para gran escándalo de los unos, bajo el ojo apenas menos severo de los otros, levantando su peso de alas, tu libertad” 
Un aplauso a "Los Modernos", un aplauso al MUNAL y una recomendación para que se dejen seducir por ellos y por la mágica sensación de libertad de salirse de la raya .


A cada tiempo su arte, al arte su libertad.

Felices reflexiones...







sábado, 5 de septiembre de 2015

UNO

25 minutos de retraso, ay Interjet, contigo siempre es lo mismo,  aunque seguro el problema es el aeropuerto de México, en fin... gracias Dios por internet y por las redes sociales que nos entretienen,  a veces, con personas e ideas muy inteligentes y otras con cuestiones tan irrelevantes y estúpidas como el trasero de Kim Kardashian.

Dice mi amigo Alejandro Rosas (sí, el que sale con Brozo) que se le hace una estupidez el que haya quienes pretendan alentar a la gente a no acudir al zócalo para la celebración del grito, porque una cosa es el país, sus tradiciones, su belleza, su historia y su gente y otra cosa los conflictos políticos y sociales, y que ni siquiera en estado de guerra se ha suspendido alguna vez la ceremonia... los comentarios en contra de su postura no se hicieron esperar, ustedes ¿qué piensan?
Yo  creo que la ceremonia  es una tradición que a la mayoría de los mexicanos nos gusta ver y celebrar,   pero la verdad, me encantaría ver salir a Peña al balcón presidencial y ver una plaza de la constitución donde 20 gentes acarreadas fueran los únicos que estuvieran esperándolo. Claro que eso nunca ha pasado, ni pasará... Desgraciadamente vivimos en un país con hambre y con tanta pobreza y desigualdad, que basta ofrecer tortas para juntar una buena multitud que a cambio de un pan está dispuesta a gritar lo que sea y tampoco nos distinguimos como modelo de sociedad unida que aguanta vara por el bien de todos...
 Justo por eso, por que es algo que nunca ha pasado me parece que sería un reclamo perfecto, la manera ideal de decir NO MAS, ni los pobres, ni la clase media, ni los ricos de este país estamos dispuestos a seguir dejando que la corrupción y la impunidad reinen y si salir a la calle no hace la diferencia, ¿qué tal NO SALIR cuando nos están esperando? pero chicos... Es México y eso lamentablemente no va a pasar. Hay países donde las clases privilegiadas están dispuestas a renunciar a algo para apoyar el bien de muchos (ok son como 2...) sin embargo algo que sí hemos hecho muy bien la mayoría de los países y especialmente aquí, desde la época de la conquista es dividir. Bien dice el dicho "Divide y vencerás¨ y en México tenemos las costumbre de decir "pues pobres tipos, qué mala onda¨ y ante las penurias de otros, darnos la vuelta y cada quién para su santo.
Creo que la última demostración de unión verdadera que vi en esta país fue justo hace 30 años durante el temblor de 1985 y como bien preguntaba Alicia Alarcón en Twitter el año pasado, ¿será que si el temblor fuera hoy la gente actuaría igual? en realidad es una pregunta fuerte, seguramente miles ayudarían como siempre, pero después de 30 años la sociedad es otra. La descomposición es mucha y los valores parecen haberse perdido entre las narco series, las noticias, la frustración, las ejecuciones nuestras de cada día y la ambición obsesiva por el poder y la riqueza. Basta recordar el comportamiento de la gente y la policía después de los efectos de Odile el año pasado en Baja California Sur.
De pronto  pienso en una plática telefónica de hace unos días. Eran las 8 de la mañana y entre sueños le contesté a Mauricio Serrano mi opinión sobre el título para una colección nueva. Filosofamos unos minutos sobre la necesidad de reconocer la importancia e igualdad de las partes que hacen un todo, sobre la imposible sustitución de las piezas, sobre la igualdad entre los géneros, las razas, las clases sociales, etc. Mr. Fatal solo oía con cara de What?, a esta hora filosofando? Really? y de pronto lo teníamos... "UNO, ¿qué tal Uno?"  porque solo con la suma de todos somos UNO

Pensando en eso y conectándolo con lo de la celebración del grito, reflexiono sobre esta necesidad tan presente de sentir Un país, Un pueblo, Una sociedad... y ese UNO hoy, nos está faltando. Pero no debemos darnos por vencidos porque hay muchas personas importantes, reconocidas, inteligentes y comprometidas con este país que están tan hartos de la situación como todos nosotros, que dirigen ONG's como Mexico Evalúa, Mexicanos Primero, el Instituto Mexicano para la Competitividad, Transparencia Ciudadana y muchos más que trabajan para impulsar la creación de leyes que supervisen las políticas públicas, el rendimiento de cuentas, y para hacer que el sistema político mexicano deje de ser la mierda que lleva tanto tiempo siendo. Creo que ya todos sabemos que quejarse, hacer marchas, y contar todo lo malo que pasa de reunión en reunión no nos hace avanzar absolutamente nada. Es necesario enterarse más,  ver quienes son aquellos que tienen las ganas, el compromiso y la inteligencia, aunada a los medios, para hacer que México cambie, que México sea UNO.  Seguiremos siendo un país diverso, formado por muchos Méxicos, eso es inevitable y es lo que nos hace grandes, pero con la consciencia de que cada una de esas realidades es importante y nos afecta lo que le pase; como a un cuerpo cuando uno de los órganos se enferma. Porque al final del día somos todos los millones de habitantes de México los que lo hacemos UNO.




Felices Reflexiones...

domingo, 2 de agosto de 2015

B e l i e v e . . .La importancia de creer para inspirar a otros




En 4 meses cumpliré 50 y como parte de mi plan de acción de embellecimiento y mejora de mi misma, me he propuesto aprender y hacer más cosas, pues tengo la convicción de que la mejor terapia anti envejecimiento sin duda empieza por la cabeza de cualquier persona. Una de las cosas que he empezado a hacer es ver TED Talks que me interesen y me hagan reflexionar sobre temas que disfruto. Hoy viendo la charla de Simon Sinek sobre cómo los grandes líderes inspiran las acciones de los demás; miles de ideas me vinieron de pronto a la cabeza sobre la importancia de creer.
Sinek decía que existe un circulo dorado en el que comunicamos a los otros qué hacemos, cómo lo hacemos y por qué lo hacemos y la experiencia prueba que aquellos que logran inspirar y mover a las personas a que hagan algo, sin importar de lo que se trate, lo hacen a partir del POR QUÉ, no del qué, ni del cómo. Por qué necesitas hacer un cambio en tu vida, por qué lo que hago te interesa, por qué es importante etc. y ese por qué está definido por las cosas que creemos y sentimos profundamente que están contenidas en la parte límbica de nuestro cerebro, a la que generalmente llamamos alma o corazón. Esta parte no está expresada con palabras sino con eso que llamamos corazonadas, con aquello que "nos late", eso que dentro de nosotros sentimos que es bueno e importante.
Entonces pensé en mi trabajo, en por qué creo que aún cuando mantener una revista impresa se ha vuelto una tarea de sangre sudor y lágrimas me encanta hacerla... Me gusta porque me da la oportunidad de conocer y entrevistar a personas que CREEN en las cosas que hacen, que todos los días se levantan para ir a hacer eso en lo que creen, con la firme intención de compartir con otros algo bueno y hacer que su día valga la pena y eso es justo lo que yo hago también. A veces entrevistamos personajes que llaman la atención porque son conocidos, pero ellos están acostumbrados a estas cosas y no es nada que no hayan hecho antes, lo que en realidad me encanta es ver la cara de las personas que no son famosas, pero no por ello menos importantes, cuando les digo "tú eres la portada de Time Contact" me parece la mejor manera de decirles "yo creo en ti y creo que lo que haces es importante" es un espaldarazo que los emociona y los impulsa a seguir.
La comunicación que parte desde lo que creo y sueño como importante es la que arrastra, bien decía Sinek que Martin Luther king dijo "I have a dream" y no "I have a plan".
Amo mi chamba, pero no porque me de un cierto estatus ni por lo que me pagan, sino por la cantidad de sueños inspiradores que compartimos con lo que hacemos. Para mi, nunca es cuestión de dinero, aunque al final del día se necesita para hacer todo y nos causa tantos dolores de cabeza, sino de decir por qué alguien es importante para la sociedad, para esta sociedad tan bombardeada de pesimismo, de noticias de corrupción, de violencia, de impunidad, para esta sociedad que está ávida de que le recuerden día a día lo importante que es creer que un país puede ser mejor, que el mundo entero puede ser mejor y que por insignificante que parezca lo que haces en tu pequeño espacio es muy, muy importante... 
Y son los locos que quieren hacer comida con intención, romper burbujas,  rescatar tradiciones, escalar montañas, divertir al mundo,  construir robots que lo hagan todo , crear sonidos nuevos, esparcir belleza,  dar la mano a quienes lo necesitan,  luchar por la igualdad y la inclusión, acabar con la corrupción, unir a diferentes países y tantas otras cosas que me sorprenden y me inspiran,  los que hacen que siga creyendo y siempre les agradeceré con todo el corazón.




Felices reflexiones...

jueves, 28 de mayo de 2015

La verdad sobre el caso del gato muerto...







Miércoles en la noche y como cada cierre de edición, yo dándole vueltas a la idea para escribir mi carta editorial. Nunca lo hago antes de haber leído las tres entrevistas de cada número y de pensar en todo lo que esos personajes compartieron con nosotros, en sus anécdotas, sus caras, sus risas...  En esta ocasión teníamos a dos chavos organizadores de un evento TEDx* en el artículo de portada. Pensé entonces en esas conferencias maravillosas que la mayoría de nosotros hemos visto que Richard Saul Wurman y Harry Marks iniciaron en 1984. Miré varios videos de estos amiguitos para saber un poco más de ellos y ver qué se me ocurría. Wurman resultó ser un viejito muy chistoso y ameno y mientras lo oía hablar sobre la importancia del humor para la capacidad intelectual, de las ideas y cómo sugería que las pruebas de IQ debían sustituirse por unas que midan el humor de la persona; de pronto Click, llegó a mi mente... La curiosidad NO mató al gato, y de pronto me pregunté quién rayos había tenido esa idea absurda, solo quien está muerto puede dejar de preguntarse cosas o no desear saber más sobre lo que juzga interesante. Me pregunté de dónde habría salido eso, y como a veces hago, lo puse en un tuit y en mi estado de FB sin buscarlo más y me fui a dormir sabiendo que había encontrado  título para mi carta.
Al otro día una de mis amigas, que es curiosa por naturaleza y a quien le encanta investigar las cosas que llaman su atención, comentaba que aún cuando no sabía el por qué de mi post, se había dado a la tarea de buscar el origen de la frase y he aquí lo que encontró:

La curiosidad mató al gato proviene de una expresión inglesa del siglo XVI “care kills a cat” (“La preocupación mata al gato”). Originalmente advertía que preocuparse en exceso no es demasiado bueno porque, a pesar de que tengas 9 vidas (como un gato), te podría llegar a matar. Con el tiempo, la palabra preocupación (“care”) se convirtió en curiosidad (“curiosity”), y por esas incomprensibles vueltas que dan los refranes (habitualmente gracias a algún letrado con poca letra), nos quedamos con que los gatos son curiosos y que la curiosidad mata, aunque lo que realmente mate sea la preocupación.*
"¡Obvio!" fue lo único que cruzó por mi cabeza en ese momento. La curiosidad, del latín Curiositas es la intención de descubrir algo que uno no conoce, constituye una conducta natural, es parte de el instinto que compartimos con los animales y está impresa en nuestro código genético y si bien veces puede ser considerada como un hábito negativo de las personas. El refrán  obviamente asocia la curiosidad al interés malsano o a querer averiguar algo que en realidad no nos incumbe, es decir lo que vulgarmente llamaríamos " ser chismoso". Sin embargo está claro que la curiosidad es esa fuerza que nos lleva buscar cosas nuevas, que impulsa la creatividad, la investigación y que nos hace traspasar fronteras en todos los campos del conocimiento y la actividad humana, nos empuja a ir más allá de lo que es aparente a simple vista.  Es esa maravillosa capacidad de cuestionarnos continuamente las cosas y, en gran medida, la responsable de detonar intereses y descubrir vocaciones, y hace crecer al cerebro.
Por el contrario, la preocupación,  comúnmente llamada hoy estrés, es capaz de acabar con cualquiera y es hoy en día, una de las principales causas de las afecciones modernas, ayudada muy de cerca por la apatía, la falta de interés y la desesperanza. Estoy segura de que eso mataría no solo al gato, sino a cualquier animal en esta tierra.
Así que la próxima vez que alguien les diga que la curiosidad mató al gato, sáquenlo de  su error y díganle que la evolución de la vida en este planeta,  prueba más allá de cualquier duda razonable, que la curiosidad nunca mató al gato, y por el contrario lo mantuvo vivo.

Felices reflexiones...