jueves, 28 de mayo de 2015

La verdad sobre el caso del gato muerto...







Miércoles en la noche y como cada cierre de edición, yo dándole y dándole vueltas a la idea para escribir mi carta editorial. Nunca lo hago antes de haber leído las tres entrevistas de cada número y de pensar en todo lo que esos personajes compartieron con nosotros, en sus anécdotas, sus caras, sus risas y en todo aquello que despiertan en nosotros con su plática y las preguntas que surgen durante la misma entrevista.  En esta ocasión teníamos a dos chavos organizadores de un evento TEDx* en el artículo de portada. Pensé entonces en los eventos TED, esas conferencias maravillosas que la mayoría de nosotros hemos visto, pero que seguramente, pocos saben que fueron Richard Saul Wurman y Harry Marks quienes las iniciaron en 1984. Miré varios videos de estos amiguitos para saber un poco más de ellos y ver qué se me ocurría. Wurman resultó ser un viejito muy chistoso y ameno y mientras lo oía hablar sobre la importancia del humor para la capacidad intelectual, de las ideas y cómo sugería que las pruebas de IQ debían sustituirse por unas que midan el humor de la persona; de pronto Click, llegó a mi mente... La curiosidad NO mató al gato, quién rayoas habrá tenido esa idea absurda, solo quien está muerto puede dejar de preguntarse cosas o no desear saber más sobre lo que juzga interesante. Me pregunté de dónde habría salido eso, y como a veces hago, lo puse en un tuit y en mi estado de FB sin buscarlo más y me fui a dormir sabiendo que había encontrado  título para mi carta.
Al otro día una de mis amigas, que es curiosa por naturaleza y a quien le encanta investigar las cosas que llaman su atención, comentaba en mi post que aún cuando no sabía el por qué de mi post, se había dado a la tarea de buscar el origen de la frase y he aquí lo que encontró:

La curiosidad mató al gato proviene de una expresión inglesa del siglo XVI “care kills a cat” (“La preocupación mata al gato”). Originalmente advertía que preocuparse en exceso no es demasiado bueno porque, a pesar de que tengas 9 vidas (como un gato), te podría llegar a matar. Con el tiempo, la palabra preocupación (“care”) se convirtió en curiosidad (“curiosity”), y por esas incomprensibles vueltas que dan los refranes (habitualmente gracias a algún letrado con poca letra), nos quedamos con que los gatos son curiosos y que la curiosidad mata, aunque lo que realmente mate sea la preocupación.*
"¡Obvio!" fue lo único que cruzó por mi cabeza en ese momento. La curiosidad, del latín Curiositas es la intención de descubrir algo que uno no conoce, constituye una conducta natural, es parte de el instinto que compartimos con los animales y está impresa en nuestro código genético y si bien veces puede ser considerada como un hábito negativo de las personas. El refrán  obviamente asocia la curiosidad al interés malsano o a querer averiguar algo que en realidad no nos incumbe, es decir lo que vulgarmente llamaríamos " ser chismoso". Sin embargo está claro que la curiosidad es esa fuerza que nos lleva buscar cosas nuevas, que impulsa la creatividad, la investigación y que nos hace traspasar fronteras en todos los campos del conocimiento y la actividad humana, nos empuja a ir más allá de lo que es aparente a simple vista.  Es esa maravillosa capacidad de cuestionarnos continuamente las cosas y, en gran medida, la responsable de detonar intereses y descubrir vocaciones, y hace crecer al cerebro.
Por el contrario, la preocupación,  comúnmente llamada hoy estrés, es capaz de acabar con cualquiera y es hoy en día, una de las principales causas de las afecciones modernas, ayudada muy de cerca por la apatía, la falta de interés y la desesperanza. Estoy segura de que eso mataría no solo al gato, sino a cualquier animal en esta tierra.
Así que la próxima vez que alguien les diga que la curiosidad mató al gato, sáquenlo de  su error y díganle que la evolución de la vida en este planeta,  prueba más allá de cualquier duda razonable, que la curiosidad nunca mató al gato, y por el contrario lo mantuvo vivo.

Felices reflexiones...




martes, 12 de mayo de 2015

Gente tóxica...Especímenes a evitar.






Hoy me topé con un personaje peculiar, de esos que después de un rato de hablar con ellos te hacen preguntarte si el amiguito se habrá tomado sus medicamentos en la mañana.
Les cuento: resulta que este amigo nos señaló en la página de fb de la revista donde trabajo, que en una de las entrevistas había algunos datos incorrectos. Contesté el mensaje diciéndole que si había información incorrecta, obviamente publicaríamos una fe de erratas en el próximo número y en redes sociales. Total, lo empecé a ver medio intenso en sus comentarios y con la intención de tranquilizarlo y hacer más personal la cosa lo llamé por teléfono para darle libertad de expresar su enojo y escucharlo. Gran error...Tras una plática de por lo menos 10 minutos,  en las que constantemente me recalcó sus logros personales como alpinista y los de todos sus amigos  y contarme como casi había muerto en una escalada... bla bla bla...lme disculpe diciéndole que tenía que colgar pues tenia una entrevista y prometí corregir la información.  Si hasta el NYT hace fe de erratas, como por qué nosotros no las haríamos, nadie es perfecto y si nos equivocamos lo aceptamos con humildad y no pasa nada. otros 2 lectores también me hicieron comentarios en el post de la edición diciéndome lo mismo y que ojalá lo aclaráramos, les contesté que lo haríamos y ahí acabó todo
Al salir  encontré una serie de mensajes  en los que básicamente me reclamaba, amenazaba y me llamaba mentirosa.  Ahí entendí que A)Era muy probable que el tipo odiara a la entrevistada y B) tenía una necesidad loca de atención y básicamente —pardon my French— de hacerla de pedo por cualquier cosa y sin importar lo que hiciera o dijera, nada lo haría feliz. Pretendía que hiciera lo que él quería a la hora que él quería. 
La cuestión es que el incidente me recordó que muchas veces encontramos este tipo de personas en la vida, esas que  como dicen por ahí de algunas mujeres  "son tan complicadas que cuando llega el príncipe azul, resulta que no era del tono de azul que querían". Personas que a veces nos caen bien o incluso consideramos nuestros amigos, pero que invariablemente nos roban la energía porque nada les parece, siempre reclaman, siempre tienen quejas y hasta cuando tratamos de ser amables y de darles gusto quedamos mal... piénsenlo, les aseguro que todos tenemos uno en nuestra historia.
La vida me ha enseñado que en su mayoría estos especímenes no cambian y a veces nos tardamos en darles pista porque nos da un poco de pena ver que están ávidos de que alguien les preste atención pero una vez que la consiguen invariablemente se vuelven tiranos. Lo mejor es alejarse, dejarlos pasar y que sigan su camino y por supuesto, como a los toros, NUNCA hay que atacarlos de frente.
Así que ya saben, si se topan con uno de ellos guarden la calma, saquen el capote, aléjense y cuéntenselo a quien más confianza le tengan de preferencia al calor de unos alcoholes.


Felices reflexiones...






sábado, 9 de mayo de 2015

Regalos para mamá

Soy mamá de dos chavos de 18 y 15 años y puedo decir sin reservas que he disfrutado enormemente la experiencia de ser madre y verlos crecer, aún cuando jamás he sido niñera y nunca fui de las que querían tener hijos desde chica. Soy una mamá normal, con virtudes y defectos como cualquier otra, con mi estilo particular y seguramente me he equivocado miles de veces, pero mi única intención ha sido siempre criar hijos felices que se conviertan a su vez en adultos felices y útiles para ellos mismos y para la sociedad.
Con respecto a los regalos del día de las madres creo firmemente que los más sorprendentes se acaban una vez que los chicos dejan la primaria, cuando ya no hacen dibujos y cositas como servilleteros, portarretratos, collares de frijoles, poemas o flores de alambre que nos llevan a la cama y nos entregan con una sonrisa y mucho orgullo mientras ven nuestras caras embobadas. 

Sin embargo existen ciertos regalos que nuestros hijos nos dan muchas veces sin siquiera saberlo y que son, por mucho, de mis favoritos. No caben en una caja, ni van en una envoltura divina; pero calientan el corazón y nos hacen sentir felices de una forma especial. Estos regalos son cosas como esos comentarios que de pronto alguien te hace de "Me encontré a tu hijo y me ayudó a cargar unas cajas, siempre tan lindo", "tu hijo fue el único que se levantó  a saludarme hasta donde estaba" o "vengo a devolver esto que me prestó tu hijo". Detalles como el que durante  la comida de pronto tu hijo se levante como resorte para exprimirte limón en el pescado sin que tú siquiera lo esperes o mensajes de whatsapp que dicen "Te amo ma"
Los mejores regalos son esas cosas inesperadas que nos hacen ver quienes son realmente esos seres a los que parimos, cosas que a veces nos sorprenden y nos dejan pensando que todos los gritos y sombrerazos, las lágrimas, los desvelos y hasta las nalgadas han valido la pena.

Hace unos días mi hijo Pech me preguntó  "Ma, qué quieres de día de las madres"... hoy meditando mi respuesta di con las cosas que en realidad quiero de día de las madres 

Quiero que luchen por lo que quieren, que sigan sus sueños y se esfuercen por lograr las cosas importantes para ustedes, que luchen contra viento y marea para alcanzarlo. Odiaría saber que no le echaron ganas a algo cuando realmente lo querían o lo abandonaron por flojera, mediocridad o porque alguien les dijo que eso no era lo que deberían hacer. Se vale cambiar de ideas y objetivos si descubren que no era lo que en verdad querían, lo que no se vale es abandonar porque les faltan pantalones para hacerlo. 

Quiero que rían; que nunca se tomen demasiado en serio porque no importa que tan inteligentes, importantes o buenos sean, al final del día la vida se acaba y las risas que no salieron son una gran perdida para ustedes y para todos los que están a su alrededor.

Quiero que amen que sean compasivos y humildes, que sepan ponerse en el lugar de los otros y que jamás sean indiferentes, nada me haría más infeliz que saber que mis hijos tienen un corazón de piedra  que no se conmueve ante las injusticias o el dolor ajeno. 

Quiero que sepan comprometerse, con ustedes mismos y con los demás porque la vida sin compromiso es como una barca  en el mar sin causa ni destino. Ir cumpliendo compromisos y alcanzando metas es la mejor manera de empoderarnos, de sentirnos bien con nosotros mismos y de darnos cuenta de todo el potencial que tenemos.

Y por último...

Quiero que sean felices, que se esfuercen cada día de su vida por no permitir que nada ni nadie empañe su felicidad. Si bien la vida está llena de retos y a veces problemas y cosas tristes,  nada me haría más feliz a mi, que saber que escogen ser felices, optimistas y positivos por más difíciles que sean las circunstancias. La vida es un regalo maravilloso llena de claro oscuros, días de lluvia y días de sol a veces todo se ve negro pero nunca olviden que el sol siempre sale y un nuevo día comienza.

Esas son las cosas que en realidad quiero de día de las madres mañana y cada año hasta el final de mi vida. 

Si quieren darme algo material... un ramo de flores siempre me hará feliz.





















lunes, 13 de abril de 2015

¿Será que en realidad ha muerto?...


Hace algún tiempo leí este obituario en algún lado y me hizo pensar mucho en lo loco que se ha vuelto el mundo y como en nuestro afán de regularlo hemos cometido aberraciones incomprendibles con tal de satisfacer las demandas de todo mundo.
Desconozco el autor del texto, aunque veo que hay un libro con el mismo título escrito por Philip K. Howard que habla sobre las leyes en estados unidos y el absurdo en el que han llegado a caer.
Se los dejo aquí, estoy segura de que los hará pensar tanto como a mi.

Felices reflexiones...



An Obituary printed in the London Times - Interesting and sadly, rather true.

Today we mourn the passing of a beloved old friend, Common Sense, who has been with us for many years. No one knows for sure how old he was, since his birth records were long ago lost in bureaucratic red tape. He will be remembered as having cultivated such valuable lessons as: - Knowing when to come in out of the rain; - Why the early bird gets the worm; - Life isn't always fair; - and maybe it was my fault. Common Sense lived by simple, sound financial policies (don't spend more than you can earn) and reliable strategies (adults, not children, are in charge). His health began to deteriorate rapidly when well-intentioned but overbearing regulations were set in place. Reports of a 6-year-old boy charged with sexual harassment for kissing a classmate; teens suspended from school for using mouthwash after lunch; and a teacher fired for reprimanding an unruly student, only worsened his condition. He further lost ground when parents attacked teachers for doing the job that they themselves had failed to do in disciplining their unruly children. It declined even further when schools were required to get parental consent to administer sun lotion or an aspirin to a student; but could not inform parents when a student became pregnant and wanted to have an abortion. Common Sense lost the will to live as the churches became businesses; and criminals received better treatment than their victims. Common Sense took a beating when you couldn't defend yourself from a burglar in your own home and the burglar could sue you for assault. Common Sense finally gave up the will to live, after a woman failed to realize that a steaming cup of coffee was hot. She spilled a little in her lap, and was promptly awarded a huge settlement.
Common Sense was preceded in death, by his parents, Truth and Trust, by his wife, Discretion, by his daughter, Responsibility, and by his son, Reason.
He is survived by his 4 stepbrothers; I Know My Rights,  I Want It Now,  Someone Else Is To Blame,  I'm A Victim.
 Not many attended his funeral because so few realized he was gone. If you still remember him, pass this on. If not, join the majority and do nothing.



domingo, 12 de abril de 2015

Power to the people...






Son días complicados para el mundo y nuestro país no es la excepción... en vísperas de las elecciones de junio para varios cargos de gobierno, los ciudadanos tenemos que soplarnos los millones de estúpidos, nada creíbles,  faltos de creatividad y horrendos spots publicitarios de todos los partidos políticos y tratar de vislumbrar la menos mala opción que tachar en la boleta.
por otra parte, nuestra pareja presidencial se da vuelo con los escándalos de corrupción, despilfarro, falta de sensibilidad y alarde de "miren ahora lo que hago y ¿qué me van a hacer?" que hemos visto tantas veces pero ahora en grado superlativo. Parecería que nos retaran cada día a ver si por fin despertamos y hacemos algo más que marchas y quejas a diestra y siniestra en las redes sociales.

Tablets y clases de Inglés... ¿y eso qué?
Como tantos y tantos mexicanos que día a día sentimos que nuestra frustración crece, que nuestro enojo y reprobación de la clase política ya no puede llegar más lejos y le damos vueltas a las ideas sobre qué hacer para que este país cambie de una vez por todas, estaba yo reflexionando sobre esto y miles de ideas daban vuelta en mi cabeza.  ¿Cómo empoderas a las personas en una sociedad? ¿cómo las haces capaces de actuar  para cambiar las cosas? me parece que la respuesta es educación... algo que en México no nos distinguimos por hacer bien y que por mucho que Peña y su pandilla quieran cantarnos con sus reformas, sabemos que está a años luz de ser lo que debe. Esos spots publicitarios que tanto presumen de que "los alumnos ya tienen tabletas" omiten el "pequeño" detalle de que lo importante más allá de contar con estos elementos tan útiles para educar, lo más importante  es formar en los alumnos un pensamiento crítico que pueda cuestionar contenidos y les permita formar sus propias opiniones basadas en un conocimiento amplio de teoría y práctica y en el intercambio de ideas y  diferentes puntos de vista.  Eso, mis queridos partidos políticos y demás ratas que los acompañan... es algo que simplemente NO sucede en este país. El alarde que oímos cada campaña de "clases de inglés y computación, y ahora Tablets, es una falacia y si no, que alguien me explique cómo mejora la educación una tableta cuando los niños solo usan las redes sociales, buscan cosas en wikipedia y ven videos... Yo creo que les sirve más que los enseñen a discernir, a solucionar problemas, a expresar sus opiniones de manera correcta , a oír las de otros con tolerancia y respeto y a cuestionar e investigar los contenidos que los medios difunden. Si tuviéramos ciudadanos educados y con capacidad de análisis, para empezar probablemente no tendríamos a un presidente idiota, tapadera de un ratero como Montiel,  que para lograr ser conocido hasta en la ranchería más recóndita de México usó un romance y luego su boda con una actriz publicitándolo por el canal de las estrellas... 
El nuestro es un pueblo que admira a quienes tienen algo, más que a quienes son alguien y de hecho en gran medida, es lo que tienes lo que te hace alguien. Así la mayoría aspira a tener algo que les conceda estatus e importancia dentro de su grupo social, la propia Angélica Rivera es el ejemplo perfecto de esto y para muestra sus fotos donde piensa que costosos vestidos y salir en Hola posando en su nueva casa la hacen casi casi íntima de La duquesa de Cambridge... #MyGod  
Por supuesto es muy loable que queramos tener cosas buenas y vivir bien, sin embargo un ciudadano educado tiene más oportunidades de desarrollo y  quizá menos miedo de no ser alguien solo por lo que tiene, pues al final del día la mente se lo hace ver, tener es bueno, pero no lo es todo.
Otra de las cosas que nos paraliza como sociedad y nos vuelve literalmente autómatas es el miedo, El miedo a ser víctimas de la violencia, a perder a nuestros seres queridos, a vernos envueltos en problemas con autoridades corruptas de las que seremos víctimas, a perder lo que tanto trabajo nos ha costado obtener y sí, odiamos el sistema pero al mismo tiempo nos da pavor que cambie y nos veamos afectados... y por supuesto se dan todo tipo de colusiones, favoritismos,  y beneficios que los diferentes grupos sociales obtienen por relaciones con la clase política en todos los niveles. Por si esto no fuera suficiente, el sistema se encarga, por debatjo del agua, de recordarnos continuamente a través de los noticieros, de los discursos políticos y de cualquier medio posible, lo vulnerables que somos, que hay que cuidarnos y que casi casi hay que ir de la casa al trabajo y del trabajo a la casa y no arriesgar nuestra integridad ni nuestro patrimonio conseguido a través de tanto esfuerzo.
Total que el grueso de la población se convierte así en una manada de borregos, faltos de pensamiento y con mucho miedo, que cuando se enfrenta a la boleta electoral acaba preservando el  status quo  o , en su defecto, cediendo su credencial electoral a quien le dio la despensa, el vale o le echó una manita con algo. Mi pregunta es ¿habrá una combinación más perfecta que la falta de pensamiento y el miedo para preservar un sistema corrupto donde la democracia es más bien una trampa engañosa que un sistema de gobierno equitativo para el país?
Me encantaría oír a un candidato que dijera "yo me comprometo a empoderar a la gente para que un día el pueblo esté conformado en su mayoría por individuos pensantes, libres y sin miedo"


Felices reflexiones...




jueves, 9 de abril de 2015

y preparó la vida...

Lo miraba fijamente y oía con atención cada una de las palabras que de su boca salían para llenar el espacio de magia, de ideas, de historias; de sus ganas de compartirse desde lo más profundo ... y todo era perfecto y el mundo se detuvo y se quedó atrapado en ese breve espacio que había entre sus miradas.
Pasaron los minutos y se volvieron horas, se rieron y lloraron, se hablaron con los ojos y hasta con el silencio. Luego llegó el momento al que todos tememos, el más odiado en el diccionario de momentos. Lo abrazó con fuerza y se perdió en sus brazos sintiendo que flotaba mientras lo oía decirle "me quedaré por siempre" 
Se soltó de su abrazo,  le sonrió traviesa y preparó la vida... 


domingo, 22 de marzo de 2015

Mi lugar inventado...

" Hoy como cada vez que te extraño me he sentado a pensarte en mi lugar inventado...

Así empezaba la  carta que había recogido de la banqueta cuando un papel muy bonito llamó su atención, estaba arrugada, se veía que había sido leída y re leída miles de veces, el papel lucía viejo pero aún se podía ver, la letra era clara y bonita. La volvió a doblar, siguió caminando pensando en esa frase, "mi lugar inventado" qué cierto era eso, todos tenemos lugares inventados, refugios misteriosos a los que vamos cuando nadie nos ve, cuando queremos sentir apapacho, soñar sin límites, escapar un rato... Llegó al café de siempre, le sonrió al  que atendía, pidió un americano con leche y como cada mañana se sentó en el sillón morado desde el que todos los días miraba por la ventana para esperar que pasara como siempre en su bicicleta, tomó la carta en sus manos y continuó leyendo...

ese lugar donde vives sin importar dónde estés, donde te miro y te siento mientras espero que vuelvas de donde quiera que vas..  ¿cómo será esa ciudad tan lejana a la que has ido? seguro estarás cansado, no duermes en los aviones y tantas horas de viaje no son buenas para tí con ese ratón que tienes que da vueltas en tu mente y que no se cansa de andar...  5 días y siento que son meses, y  me falta tu presencia en este lado del mundo, saberte en el mismo horario, respirar el mismo aire y pensar que en la mañana el sol sale al mismo tiempo para ti y para mi. Vuelve ya  ¿qué no ves que me haces falta? que me pierdo en el recuerdo de tus brazos, de tu cara con esa sonrisa chueca cuando se ríe de mi. Yo no quiero ya vivir sin la forma en que me ves mientras cuento mis historias, sin sentir eso que siento cuando me encuentro observada por tu mirada curiosa que escudriña en mi interior y me corre por el cuerpo esa magia misteriosa que solo tú  puedes crear. Vuelve ya, "there's sontehing urgent we gotta do".

M


dejo la carta sobre la mesa bebió un último sorbo de café y salió a esperar que pasara en su bicicleta, llevaba demasiado tiempo solo viéndole pasar en su lugar inventado...  estaba ahí, en la misma ciudad, bajo el mismo sol y era mejor arriesgarse pasara lo que pasara, que solo verle pasar... y que no pasara nada.