jueves, 23 de enero de 2014

Beautiful women of the world... 1 2 3 ... smile!

Empezó hace semanas, con la planeación del calendario editorial y la idea de poner a las embajadoras de los diferentes países en México en la portada de Time Contact de marzo. Sonaba genial y a todo mundo le pareció una buena idea sacarlas en una foto muy fashion, cero oficial como las que siempre les sacamos. Empecé por ahí de noviembre acercándome a cuanta embajadora me topaba en los días nacionales y otros eventos. Les planteaba la idea y las ponía en antecedentes para que cuando les llegar mi carta supieran de qué les estaba hablando.
Escribí 14 cartas, las mandé con mensajero y empecé a recibir y a hacer llamadas, varias dijeron que estarían fuera de la ciudad, otras que tenían compromisos previos y finalmente 8 confirmaron —Not bad— después de esa 8 una tuvo que cancelar y quedaron 7, que no estaba mal, era el 50%. Total después de muchas llamadas, mails, estira afloje de presupuesto y todas esas cosas que implica la producción editorial, llegó el día y hoy por la mañana se llevó a cabo la sesión de fotos
La idea era presentar una visión multicultural de la mujer  y en el artículo principal incluir sus comentarios y respuestas sobre cuestiones de equidad de genero en sus diferentes países, los programas que tienen para empoderar a las mujeres, los retos más importantes que tienen las mujeres hoy, etc.  
Sandra de Jamaica, Marethee de Noruega, Yamaljah de Malasia, Claire de Nueva Zelanda y Sonja de Irlanda fiueron llegando una por una con el objeto especial que les habíamos pedido, un cambio de ropa y dos llevaron hasta el traje típico que portaron orgullosamente. 
No saben el deleite que fue para ellas y para nosotros haber hecho esta sesión. Estaban relajadas, cooperativas; nos hablaron con soltura del tema y lo mejor... ufff deberían haberlas visto dejándose maquillar y dirigir, posando y haciendo exactamente lo que queríamos... sacando su lado divertido mientras alguien las abanicaba y les hacía volar el pelo al disparo de la cámara. Tomaron café y fruta, platicaron entre ellas y el ambiente fue genial. El mismo fotógrafo estaba sorprendido de lo mucho que cooperaron. Yo finalmente me relajé... al verlas ahí, aún cuando una canceló de último momento por un imprevisto.
 ¨Ladies, you are the nicest part of diplomacy, the glamorous ones, so let's show it!¨ les decía mientras iban pasando  y es que al final lo que vi ahí fue un grupo de mujeres geniales que me contaron cosas como dónde habían conocido al esposo, el por qué del objeto especial que habían llevado, como la hija de una había decidido súbitamente casarse durante las vacaciones y ella no sabía nada, como la soltera también quisiera encontrarse un galán diplomático como le pasó a la noruega...y esa fue mi mañana. Mujeres que como cualquier otra,  gozan verse lindas y sentirse apapachadas, que disfrutaron jugar a las modelos y salir del protocolo. Responder preguntas que no tienen nada que ver con datos duros o tratados comerciales. Mujeres que se reconocen como amigas y compañeras de viaje en un país extraño que probablemente llegarán a amar aún con todos sus detalles. Estoy segura que tendremos una gran edición con una portada divina en gatefold (doble) y es que no podría ser de otra manera. 
Salimos de ahí muy contentos, me subo al coche y conduzco de regreso a la oficina mientras oigo "un olor a tabaco y channel"  y una vez más solo me resta decir Wow... amo mi trabajo. 

viernes, 17 de enero de 2014

Reflexiones de viernes sobre el arte y la vida...



El celular se apaga, reviso si está bien conectado al cargador del coche y oh sorpresa, parece que tiene un corto... Damn it, ¿y ahora? cómo demonios sabré cuál es el número al que voy...sostengo el teléfono en la mano con el cable lo más derecho posible para que haga contacto y sigo manejando. Después de varios minutos que se me hicieron eternos por fin la manzana me avisa que ya puedo revisar los mensajes...
Llego tarde, me abre la puerta y me recibe con sus ojos alegres mostrándome  su genial sonrisa en esa diminuta boca que tiene... Con su cachucha de siempre, sus wayfarer, el pelo decolorado, corto y rizado, y su barba y bigote canosos. Para quienes no lo conozcan Héctor Falcón, es un artista plástico, interesante y divertido que vive en la contínua búsqueda de nuevas maneras de expresarse a través de la pintura, la fotografía , el video, el performance, la instalación o cualquier otra técnica que sirva a sus fines. 
Luz, e Iván ya están con él, su estudio está lleno de lienzos de gran formato y veo varias piezas con sus característicos círculos recortados, llenas de color e intercaladas. Me ofrece agua y me siento para comenzar la entrevista. Es un Face Off, lo cual quiere decir que le haremos 10 preguntas puntuales y sus respuestas deberán ser lo más concretas que se pueda... Misión imposible, si bien hizo una síntesis de las ideas para puedan caber en el espacio de la página; es imposible resumir todo lo que nos dijo. Creo que podría oír sus disertaciones y cuestionamientos sobre el arte, la belleza y la vida durante horas. Me encanta la curiosidad, o quizá hasta podríamos llamarla obsesión, que tiene por el cuerpo y su finitud, y nos cuenta cosas como que se intercambió un centímetro de piel de la barba para injertárselo en el brazo y viceversa, y que hoy le sale barba en el brazo; o como se quitó el ombligo acabando con esa primera liga de unión a su madre y su familia para transformarse y nos enseña su abdomen liso, también se colocó unas placas de metal en la quijada que aunque nadie ve están ahí y forman la palabra IN. 
"El arte es una expresión sensible de la sociedad" nos dice, y señala que es increíble como muchas veces al llevar algo cotidiano al escaparate  del plano artístico, esto a veces llega causar revueltas. Como ejemplo menciona al artista que amarró un perro en una galería y lo dejó sin comer hasta casi matarlo, fue un escándalo, la gente estaba indignada pero nadie lo desamarró y mientras en el mundo diariamente cientos de personas anónimas mueren por la misma causa pero nadie se indigna ni arma revueltas porque no las vemos... Hay cosas que vemos en el mundo virtual que ni si quiera sabemos si son ciertas pero la gente hace marchas y movimientos en contra de ellas mientras ignora las que sí son reales simplemente porque no las ve en su panorama digital.
¿existirá una fórmula de la belleza? ¿será que la belleza y la fealdad se tocan en un punto hasta volverse una parte de la otra como el ying y el yang? este tipo de preguntas son las que Héctor se cuestiona permanentemente. ¿ qué es más importante, la técnica o la incesante búsqueda de respuestas a nuevas preguntas y el conflicto interno que estas le generan? Si bien es obvio que el arte existe y cobra sentido solo a través de la mirada del espectador, de igual modo el artista existe solo cuando está en la constante búsqueda de esas respuestas y cuando su pensamiento se transforma en un objeto que más allá de cualquier uso práctico sirve exclusivamente para satisfacer cuestiones del alma. 
Para Héctor Falcón cambiar de apuesta y buscar cosas nuevas cada cierto tiempo es una necesidad y ya sea que gane o pierda con la nueva etapa, quizá algunas apuestas no sean más que intentos fallidos, sin embargo lo importante es no caer en la monotonía y el aburrimiento. También existe una lucha contínua de no dejarse seducir por el mercado que puede ecasillar al artista en una zona de confort  que se vuelve su propia jaula donde solo se repite a sí mismo todo el tiempo.

Salgo de ahí reflexionando como nuestras vidas son exactamente lo mismo... un buen amigo mío dice que nadie aguanta un solo archivo, y tiene razón. Vivir, lo que se dice vivir, es pasar continuamente de una a otra etapa de exploración. Quizá no todas las etapas sean buenas pero aún las que no tienen el resultado esperado nos llevan a la siguiente y es ahí donde todo cobra sentido. Lo que importa es nunca detenerse,  no perder la capacidad de asombro, nunca dejar de ser curiosos y estar constantemente haciéndonos todo tipo de preguntas. Los secretos del mundo están cada vez más cerca de nosotros, sería una pena vivir siempre viendo al frente en lugar de explorar en todos sentido ¿no creen?


Felices reflexiones...




jueves, 16 de enero de 2014

Pupilas del pasado...

Caminaba de prisa, como siempre lo hacía, con pasos pequeñitos y la cabeza en alto; el aire de la tarde  meneaba su pelo siempre despeinado, su vestido volaba, las botas hacían ruido con los tacones altos que sonaban en la acera y sus muchas pulseras titilaban con la luz de la tarde que caía.
Iba a dar el siguiente paso y de pronto sintió que alguien la miraba, giró sobre su pies y al voltear la cabeza se encontró con sus ojos. Esos ojos de antaño, quizá un poco más viejos y siempre un poco raros. Sus ojos escarchados como ella los llamaba.
  Lo vio frente a frente y en sus pupilas brillantes se reflejaron los momentos compartidos que guardaban y en un instante  mágico volvieron a sentir las almas conectadas. 
Entonces le sonrió y meneó la cabeza de esa forma tan suya y él le sonrió a su vez dándole  esa mirada pícara y descarada y bajando la cabeza como si saludara momentos que habían sido tan solo de los dos y nadie recordaba.
Sin dejar de sonreír giró sobre sus pies y siguió su camino. Él se quedó parado, la siguió con la mirada hasta verla perderse en medio de la gente, cruzó la calle silbando, entró a su oficina y el día continuó como si nada...



Espejito, espejito...¿es hora del botox?

El espejo no miente...Pasaron los Forties, pasaron los mid forties y hoy, que me enfilo vertiginosamente a los 50, decidí que tal vez era hora de acercarme al tan socorrido remedio que muchas amigas mías usan desde los treinta y tantos... el botox.
Total hice una cita y medio nerviosa llegué puntual —aunque ustedes no lo crean— y me senté a esperar que el doctor me recibiera mientras una señorita nos colocaba a otra Sra. que esperaba y a mi, un gel en las partes de la cara a tratar y lo cubría con una especie de telita... "es un anestésico" dijo.
Yo lo pedí solo en la frente pues, como bien saben los que me conocen, tiendo a alzar las cejas todo el tiempo y es la parte de la cara que arrugo frecuentemente,  no puedo evitarlo, supongo que la vida me sorprende demasiado de la misma forma que sorprende a mi mamá y a mi padre porque ellos hacen exactamente lo mismo.
La mujer que estaba conmigo tendría unos treinta y tantos y supongo que viéndome más veterana que ella me preguntó:  "¿duele?, siento un cosquilleo por el gel ¿es normal?" yo le contesté que no sabía porque era mi primera vez. Finalmente me llamaron y entré con el doctor.
Era un hombre alto, moreno, podría haber pasado por hindú, muy delgado; de voz calmada y amable, pero lo que me llamó la atención fue que no podía hacerme una idea de su edad, no tenía ni una sola arruga y su piel era muy lisa y delgada. No se veía mal, solo se veía mmmm "atemporal" digamos... platicando me dijo que el había usado botox desde los 27 años mientras yo seguía tratando de calcular su edad; unos 37,  seguramente no más de 40,  no lo sé.
Me preguntó qué quería le señalé la frente y entonces comentó al segundo "Las cejas son algo muy tuyo (Really????) y no puedo quitarte el movimiento pues cambiaría la expresión, así que solo te inmovilizaré un 50 0 60% lo cuál me pareció perfecto porque me aterraba la idea de salir con cara de "mamá me aflojas las trenzas" o quedar más acartonada que la mole de los 4 fantásticos. 
también me dijo tiernamente que tenía un poquito de "patita de gallo" y que si quería me pondría unos puntitos "perioculares" ya encarredado el ratón... accedí.
Siempre he respetado las arrugas, me parece que son como un mapita de las muchas emociones, risas,  sorpresas y lágrimas que la vida nos va dando, algunas nos dan carácter y personalidad, otras sí de plano nos pasan a fastidiar. Nunca ha sido mi idea llegar a los 60 con la cara lisa como plato, pero tampoco está padre llegar como kleenex usado. 
En esto del botox, como en cualquier otra cosa, si les late háganlo, cuando quieran, sin presionarse porque fulana ya lo hace y yo no. Hay quienes a los 22 ya se quieren hacer todo y habemos otros, medio sacones,  que retrasamos muchas cosas porque estamos a gusto, aunque es un hecho que nunca dejamos de fijarnos en lo que hace la amiga que "se ve taaan bien" y nadie —a no ser que vivan en la Amazonia— se escapa de ser presa en algún momento de la presión social, que desgraciadamente cada día es mayor sobre todo entre los jóvenes. Hay que ser lindo, guapo, flaco y encima parecer Peter Pan eternamente... como si el tiempo no pasara por nosotros. 
Si tu cara expresa alegría, si te arrugas porque sonríes, porque haces caras, porque vives... tus arrugas dirán eso y el mundo lo sabrá...  y si no recuerda que siempre queda el recurso del flequillo, bufanda o velo... Lo que tapa ayuda #dicen ;) jajaja.



Felices reflexiones :)


jueves, 2 de enero de 2014

La increíble vida de _______________

Favor de escribir el nombre de cada quién en la línea de arriba ;)

Ayer empezó 2014 y entre las cosas que hice en la tarde fui al cine a ver "The secret life of Walter Mitty". la disfruté enormemente, quizá porque mi vida laboral ha estado siempre ligada al mundo editorial de las revistas, quizá porque siento que en mayor o menor medida todos nos vemos reflejados un poquito en el personaje o quizá porque si mi marido, cuyo pelo es chino, se lo pudiera dejar crecer y le cayera hacia abajo sería muy parecido a Sean Penn. No sé, la cuestión es que trata de un tipo que trabaja para la hoy extinta revista Life, cuya vida está muy lejos de ser lo que el tenía planeado que fuera y como consecuencia de esto, sufre un tipo de black outs en los que "vive" mini aventuras que le ayudan a sobre llevar su existencia, pero al mismo tiempo lo hacen parecer un tipo de autista funcional a los ojos de los demás.
Tendrán que verla para saber el giro que da su vida y ver como termina, pero es una buena reflexión para pensar en los días que tenemos frente a nosotros, un nuevo año para llenarlo de cosas que sean lo que realmente queremos hacer. Yo sé que a veces situaciones totalmente fuera de nuestro control nos  causan pérdidas que afectan la "normalidad"  de la vida y tenemos que modificar los planes que teníamos para adaptarnos a las nuevas condiciones. Estos hechos nos marcan y de pronto pareciera que empezamos a tomar una ruta que no era para nada lo que habíamos planeado. A todos nos ha pasado, aquí lo importante es no abandonar los sueños, sin importar el tiempo que nos lleve retomar el curso que deseamos, sin importar cuanto tengamos que esperar para poder llevarlos a cabo. Entender que a veces pensar demasiado las cosas no es opción y que muchas veces la vida nos da oportunidades en las que hay riesgos que vale la pena correr y locuras (obviamente dentro de cierta sensatez) que no se deben dejar pasar sin importar qué diría nuestra madre o quien sea, incluso esa parte sensata de nosotros mismos que— a veces– debemos ignorar.
Algunas veces saldremos raspados y quizá no todo salga perfecfo pero ¿y? ¿Qué importa? Al final del día la vida es de los que se atreven a conquistarla con pasión. Esto me hace recordar algo que decían las playeras de mis hijos cuando jugaban hockey:
"Wounds heal, chicks dig scars, and the glory lasts forever"...
A Vivir chicos, que la vida nunca nos pase de largo



Felices reflexiones :)