jueves, 25 de septiembre de 2014

cuando miró bien...





Recorrer el diario acompañada de un café con su habitual chorro de Baileys,      —no hay mejor manera de comenzar el día,  ¿qué tipo de padecimiento tendrán esos que no esperan ni a que den las 7:00 para salir disparados a entrenar en el gimnasio?, sin duda hay gente enferma en el mundo,  hacer ejercicio antes de las 10 no es opción— pensó.
Siguió leyendo...La guerra en Siria, el ébola que se sigue expandiendo, el asesinato del diputado y su asistente,  México a la cabeza de los países con embarazos en adolescentes... #yisus, ¿qué hacer?, ¿reir, llorar o ponerse a rezar? El mundo... tan mundo y tan incomprensible, salvaje como todos los días desde el principio de los tiempos.

Deportes, moda, socia... sus ojos quedaron atrapados por una fotografía... lo miró con detenimiento,   sonreía feliz al recibir un premio con esa cara de niño que era imposible no amar... otra presea para la repisa    —Bien hecho—  pensó, y cerrando los ojos le mandó mil besos   
     —mientras haya sueños, habrá esperanza, amo verte brillar — dijo muy quedito y mientras lo decía ella también brillaba...

 se perdió en los recuerdos y el mundo de pronto pareció mejor.



domingo, 14 de septiembre de 2014

Culpable

Desperté con tus ojos clavados en mi piel, tus ojos que me acusaban, mirando de esa forma profunda, encantadora y al sentirme  enjuiciada no pude más que verlos y confesar: culpable.
Me declaro culpable de actos provocadores, de pasar el día pensando historias locas para atrapar tu mente y de soñar despierta con besos y miradas que tengan algo nuevo que nunca hayas sentido y en formas de invadirte que aún no he descubierto.
Me declaro culpable de querer provocarte de todas las maneras que puedo imaginar, de provocar tu mente, de provocar tu alma, de provocar tu cuerpo.
Me declaro culpable de querer instalarme en tu yo más profundo para que nunca puedas sacarme ya de ti sin importar  siquiera si estás lejos o cerca, si vivo o si ya he muerto,  porque al final del día seguiré estando en ti.
Me declaro culpable de amarte locamente, de provocarte siempre y de vivir dejándote detalles diminutos,  miradas que te atrapen, palabras cariñosas, sonrisas que te arropen  y logren invadirte de una manera tal que no haya ya poder que me saque de ti.

Me declaro culpable...



jueves, 11 de septiembre de 2014

give it a shot baby...

Lo pensó un poco, releyó el mensaje por última vez y le dio send; al minuto aparecieron 2 palomitas que indicaban que había sudo entregado... ahora solo quedaba esperar la respuesta.
Ale daba vueltas en la cama y se preguntaba si mandar ese mensaje había sido lo correcto o si de plano se había visto demasiado lanzada, lo último que quería era mandarle a Diego el mensaje equivocado y que pensara que era una loca posesiva. Lo conocía demasiado bien para siquiera intentar cambiarlo... era un empedernido amante de las mujeres, era su naturaleza, siempre había algo que tenían que lo hacía voltear y apreciar una  linda cara, un buen cuerpo, linda risa o lo que fuera; al final del día eran, como él decía, como las puestas de sol, "todas tienen algo lindo"...era discreto y respetuoso pero hay cosas que las mujeres sabemos que pasan por la cabeza de un hombre aunque nunca lo digan... porque en realidad también pasan por la nuestra, pero eso  no importaba, la cuestión era saber si él quería que ella fuera la más especial de todas. Giró sobre su abdomen y tomó el teléfono y marcó...

     —¿Ana? pues ya está, le mandé el mensaje...
     — ¿y?
     — ¡Aún nada! estoy que me muero, solo espero que no me mal interprete tal vez fue medio estúpido decirle que solo ando con Pablo por entretenerme y no estar sola. En realidad Pablo es encantador,  educado, amo su acento argentino, me hace reír y es entretenido y además es tan guapo... más que Diego en realidad, pero no sé... no hay la magia que siento con Diego , para qué negarlo, sigue siendo especial en mi corazón. Le dije que quería ser su amiga,  su cómplice, su socia y su amante, pero ser la única  que sea todo eso...

     —¿quéeeeee? No wey, estás loca, como se te ocurre, eso se puede mal interpretar y luego puede creer que quieres ser dueña de su corazón, su mente, su cuerpo, su lana y todo lo que venga unido a él y que  se vuelva tu propiedad exclusiva ¡eso asusta hasta al demonio!

      —Lo sé, pero Diego me conoce Ana, sabe que no soy así... no es lo mío, y si piensa eso y sale corriendo entonces sabré que no es él, echaré unas lágrimas y me consolaré en los brazos de Pablo jaja que no están nada mal por cierto, e intentaré encontrar la magia con él. Tampoco puedo estar esperando a ver a qué hora Dieguito se decide y además me enteré de que Carla sigue encaprichada con él... ojalá esté consciente de lo nefasta que es esa mujer. No la soporto para serte franca, pero no por que ande tras Diego eh, sino por su actitud de dueña del mundo que gira a su alrededor y bueno... ok también por que anda tras él y las cosas que dice. En fin, si a Diego le late pues que le llegue. Yo ya le dije lo que pensaba porque no quiero dejar pasar la oportunidad de darnos chance y porque sentí que él también  quería lo mismo and that is that... en fin, a lo mejor me equivoqué,  veamos qué responde... igual me manda por las cocas. Ya te cuento luego que pasó. ¿Tennis mañana a las 9? ¿o te da frío perder de nuevo? jajajajaja

   —A mi nunca me da frío ... see you there 


   —Cool... quien pierda invita el desayuno en el café O...

   —te odio... ahí te veo

Colgó el telefono, se quitó la bata de baño y con el pelo aún medio húmedo se metió entre las sábanas azules que amaba sentir directamente sobre la piel mientras pensaba "qué diablos, mejor intentarlo que quedarse callado, Ay Diego, espero que seas quien creo que eres..." silbó y Maxi se subió a la cama y se acurrucó en sus pies.