domingo, 2 de diciembre de 2012

Bienvenida la esperanza...

      
Ayer la "Tía Chuli" haciendo gala de su vena de niñera decidió llevar a sus sobrinos al cine y pasar una mañana genial corriendo de la mano, comiendo palomitas y tomando icee.
La película elegida fue El origen de los guardianes y debo decir que la disfrute muchísimo y en un arranque de sensibilidad hasta la lágrima Fatal eché... A grosso modo la historia cuenta lo que pasaría si los niños del mundo dejaran de creer en la magia, en la fantasía y en los milagros, si su luz se apagara por el miedo y la desesperanza y como el mundo se convirtiría en un lugar oscuro y sin vida.
Lo curioso es que mientras nosotros estábamos en el cine el nuevo presidente Electo tomaba posesión del cargo y decía un discurso que yo no oí pero según mi padre fue bastante elocuente y sentido.
Seguramente me van a decir ¿Y?... ¿en qué se relacionan estos hechos?... Aunque parece que no tienen ninguna conexión en realidad al ir siguiendo el TL en twitter y las noticias de pronto sentí como si esos niños fuéramos millones de mexicanos hartos de lo mismo de siempre, decepcionados de ver al PRI volver y a los dinosaurios desfilar triunfantes en su regreso, a los provocadores de siempre, sintiéndonos impotentes por más esfuerzos que hagamos y como si la luz se fuera apagando poco a poco... porque ¿saben qué? No podemos hacer eso, no podemos dejar de creer nunca, ni perder la esperanza, o entregarnos a la apatía y a que el mundo ruede porque al final del día sin importar las condiciones este país, este mundo y nosotros mismos seremos lo que queramos ser y lo que creemos que somos.
Peña Nieto ya es presidente y tal vez no era mi candidato ni el de ustedes pero el pueblo lo eligió, ok con tarjetas de Soriana, con votos comprados, por desconocimiento de lo que fue el PRI, por castigo al PAN, porque cualquiera antes que López Obrador, por lo que quieran, pero ganó y será quien nos gobierne los próximos 6 años y ahora lo que debemos hacer es apoyarlo en lo que haga bien y señalar lo que haga mal, no dejarnos,  y no permitir las cosas que siempre permitimos porque por alguna razón en este país siempre pasa todo pero nunca pasa nada... ¿miento?
Me parece que al igual que en la película nosotros debemos ser esos guardianes de la esperanza, sabiendo que aún cuando no todo será bueno porque no hay gobiernos ni presidentes perfectos ni omnipotentes; este país es grande y su futuro también debe serlo y caminar pensando que así será porque el ánimo se transmite, se contagia y el inconsciente colectivo es mágico y hace milagros, así que
la próxima vez que abramos la boca para quejarnos, para decir algo malo, para expresar nuestras preocupaciones y temores pensemos en esto y cambiemos eso por lo bueno, lo que sí se está haciendo, lo que sí se puede, lo que sí hay, lo que sí nos gusta. Lo malo, siempre existirá, pero nunca debemos dejar que el miedo apague nuestra luz.


Y entre otras curiosidades de la semana en torno a lo mismo...Llegó el adviento, un tiempo de fiesta, de fe, de alegría. Sin duda siempre habrá un Grinch cercano que nos recuerde como se incrementa el tráfico en esta época, que todo se vuelve un ejercicio de consumismo, que las personas van a lugares que no quieren ir y hacen y regalan cosas por compromiso y no por que lo sientan, que la navidad es puro gasto y falsedad pero ¿saben qué? están en su derecho de pensar así y en realidad me dan un poco de pena; Por supuesto que esas cosas existen, absurdo sería negarlo pero igual de absurdo sería negar la magia de la navidad y el espíritu que siempre llega con ella, que nos propone cambiar el ritmo y hacer un tiempito para compartir, abrazar, ser generosos, y abrir el corazón; así que bienvenida la esperanza y el tiempo en que el mundo toma un respiro, da gracias, descansa, y retoma fuerzas para seguir adelante con la firme idea de que lo mejor siempre está por llegar.


Felices reflexiones...

3 comentarios:

  1. Hola guapaaaa:
    Cómo me gusta ese espíritu positivo,el mismo que algunos dejan empacado al lado de su niñez;mal,muy mal,así no eh!!!!.
    Siempre hay hueco para la esperanza,siempre que la dejemos entrar en nuestra vida...así que a afrontar el futuro con una sonrisa en la boca y en el alma,porque el tiempo podrá pasar,pero nuestras ganas de mejorar no (porque no sólo tu país está mal,por desgracia,todos tenemos cosas que cambiar).
    Y aprovechando la buena energía que siempre nos brinda al Navidad,ponernos metas pequeñas que alcancen nuestro mundo diario y al final la luz estará permanente en nuestros días.
    Un beso guapa,siento no poder estar más presente.
    PD:a mí se me da muy bien ser Grinch...y además me encantaaaaa!!jajajja (risa súper maligna)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar