domingo, 22 de marzo de 2015

Mi lugar inventado...

" Hoy como cada vez que te extraño me he sentado a pensarte en mi lugar inventado...

Así empezaba la  carta que había recogido de la banqueta cuando un papel muy bonito llamó su atención, estaba arrugada, se veía que había sido leída y re leída miles de veces, el papel lucía viejo pero aún se podía ver, la letra era clara y bonita. La volvió a doblar, siguió caminando pensando en esa frase, "mi lugar inventado" qué cierto era eso, todos tenemos lugares inventados, refugios misteriosos a los que vamos cuando nadie nos ve, cuando queremos sentir apapacho, soñar sin límites, escapar un rato... Llegó al café de siempre, le sonrió al  que atendía, pidió un americano con leche y como cada mañana se sentó en el sillón morado desde el que todos los días miraba por la ventana para esperar que pasara como siempre en su bicicleta, tomó la carta en sus manos y continuó leyendo...

ese lugar donde vives sin importar dónde estés, donde te miro y te siento mientras espero que vuelvas de donde quiera que vas..  ¿cómo será esa ciudad tan lejana a la que has ido? seguro estarás cansado, no duermes en los aviones y tantas horas de viaje no son buenas para tí con ese ratón que tienes que da vueltas en tu mente y que no se cansa de andar...  5 días y siento que son meses, y  me falta tu presencia en este lado del mundo, saberte en el mismo horario, respirar el mismo aire y pensar que en la mañana el sol sale al mismo tiempo para ti y para mi. Vuelve ya  ¿qué no ves que me haces falta? que me pierdo en el recuerdo de tus brazos, de tu cara con esa sonrisa chueca cuando se ríe de mi. Yo no quiero ya vivir sin la forma en que me ves mientras cuento mis historias, sin sentir eso que siento cuando me encuentro observada por tu mirada curiosa que escudriña en mi interior y me corre por el cuerpo esa magia misteriosa que solo tú  puedes crear. Vuelve ya, "there's sontehing urgent we gotta do".

M


dejo la carta sobre la mesa bebió un último sorbo de café y salió a esperar que pasara en su bicicleta, llevaba demasiado tiempo solo viéndole pasar en su lugar inventado...  estaba ahí, en la misma ciudad, bajo el mismo sol y era mejor arriesgarse pasara lo que pasara, que solo verle pasar... y que no pasara nada.






No hay comentarios:

Publicar un comentario